Santa Ana Street Market

 

IMG_20180110_101633

 

Una de las cosas que más me sorprendieron al volver a Madrid fue la increíble transformación que se dio en el centro, más concretamente en la zona de El Rastro. Lo que antes era un conglomerado de infraestructuras decadentes, lugares de paso y tiendas de inmigrantes se estaba transformando en el nuevo barrio Bourgeois-Bohemian. Sin embargo, ha sido durante el último año cuando estos cambios se han hecho más evidentes, hasta el punto de haber convertido la zona en un referente de tiendas vintage y de decoración de diseño. Para mí todo esto es especialmente relevante porque viví en este barrio durante 25 años, 20 de los cuales fueron en la calle Santa Ana, ahora reconvertida en Santa Ana Street Market. Este proceso de gentrificación no es nuevo, de hecho, cuando hace 15 años dejé en barrio ya empezaban las señales; la frutería de la esquina subía sus precios y vendía productos ecológicos, los bares de La Latina comenzaron a mejorar la decoración y ya nadie me preguntaba si no me daba miedo volver a casa por esas calles (lo cual correspondía más a la percepción de los otros que a la realidad de un barrio peligroso). A esto hay que añadir las estrategias de planeación urbanas que comenzaron a situar la zona como referente cultural; La casa Encendida, MediaLab Prado, el centro de la Universidad Carlos III en el antiguo Mercado Puerta de Toledo, los arreglos de la Plaza Lavapiés y el teatro Valle-Inclán… etc. Curiosas decisiones si se tiene en cuenta que al mismo tiempo de tiraba el Centro Municipal de Deportes de La Latina, uno de los pocos de los alrededores. Con todo, lo que me llama la atención es cómo en los dos últimos años la calle Santa Ana pasaba de ser una calle secundaria a ser una de referencia. Jamás imaginé que podría encontrar a turistas paseando por el lugar ¡y tomaban fotos!

Para comprender mi asombro os voy a explicar levemente la historia de la calle, según mis recuerdos. He aquí un mapa del barrio

barrio-embajadores-distrito-centro-madrid

Como podréis ver, Santa Ana es una especie de frontera, supone el final de El Rastro y ni tan siquiera conecta la zona con la calle Toledo, que sería el eje principal.  Esto ha supuesto que siempre haya estado a la trastienda, en los domingos era lugar de reunión de “los peras” (personas que venden objetos robados), el resto de la semana era una zona de paso con algunos comercios de conveniencia, tiendas de antigüedades que nunca abrían (se supone que varias de ellas eran lugares del blanqueo del negocio de la droga)  y algunos bares.  Durante los años 80´s la mayoría de las tiendas estaban abandonadas y ni tan siquiera la reactivación que supuso la llegada de la inmigración a principios de los 2000, con sus tiendas de venta al por mayor, llegó a la calle, aunque sí a las aledañas. También hay que tener en cuenta la composición socio económica del lugar, familias de clase obrera con alquileres de renta antigua,  pisos en propiedad en manos de personas mayores y una pequeña población gitana de alto nivel adquisitivo. Todo esto constituye un campo de cultivo ideal para la gentrificación; locales comerciales muy muy baratos, pisos de buen tamaño que poco a poco se iban quedando vacíos y todo un plan urbanístico dirigido a la atracción de una nueva clase socio económica. Hace dos años se renovaron las aceras y la calzada (cosa que yo no recuerde que haya pasado antes) lo que ha terminado por impulsar una zona comercial con toda una campaña de marketing auspiciada por los nuevos residentes, el ayuntamiento y los comerciantes.

                                  Una de las pocas tiendas antiguas de la calle,                                       Tienda nueva
                          regentada por la misma familia durante más de 40 años

Asisto a esto con una especie de fascinación y rabia, era un barrio en el que todos los vecinos se conocían, ya que era habitual que toda la familia se quedara a vivir por la zona. Nadie estuvo allí cuando la heroína azotó la zona y los que no lograron desintoxicarse murieron por sobredosis o enfermos de SIDA (no eran yonkis, era el hijo de la vecina del 5° o el chico de la calle La Ruda), nadie se preocupó de las tiendas cerradas ni de la anulación de los contratos de renta antigua, nadie reformó, arregló, le dio dirección…hasta que se vieron las posibilidades de negocio, la capacidad para expulsar a la población y empezar de nuevo, más hispter, más ricos, mejor. Resulta curioso porque la gentrificación es un fenómeno ampliamente estudiado, sin embargo, sigue presentándose como imparable, inalienable porque supone una “mejora” de los “barrios conflictivos” que a todo el mundo parece venirle bien.

No sé si existe capacidad de resistencia, pero para mí La china mandarina era una tienda de electrónica.

 

Advertisements
Posted in Crítica cultural, Estudios urbanos, Gentrificación, Madrid, Movimientos sociales, Street art, Uncategorized, Urbanismo | Tagged , , , , , , , | Leave a comment

Sobre la importacia de la nochevieja

 

reloj-fin-de-ac3b1o

31 de diciembre, es momento de hacer balance de lo vivido y de pensar propósitos que estamos seguros de que no cumpliremos del todo. Año tras año realizamos el mismo ritual y en muchas ocasiones lo sentimos vacío, sino párate a pensar cómo se afrontaban las nocheviejas en tu juventud (arreglarte y asistir a una gran fiesta) y cómo lo haces ahora (con planes más tranquilos porque “es la peor noche del año para salir”)

Antonio Gramsci, publicaba en 1916 el texto Odio el año nuevo, en el que relacionaba estas fechas con el conformismo burgués, con la necesidad de reglas y rutinas que permitan al sistema continuar:

“Cada mañana, cuando me despierto otra vez bajo el manto del cielo, siento que es para mí año nuevo. De ahí que odie esos año-nuevos de fecha fija que convierten la vida y el espíritu humano en un asunto comercial con sus consumos y su balance y previsión de gastos e ingresos de la vieja y nueva gestión.” (Gramsci, 1916)

La visión de Gramsci es interesante, ya que nos propone revisar nuestra conducta y nuestros objetivos día a día “Quiero que cada mañana sea para mi año nuevo. Cada día quiero echar cuentas conmigo mismo, y renovarme cada día. Ningún día previamente establecido para el descanso. Las paradas las escojo yo mismo, cuando me siente borracho de vida intensa y quiera sumergirme en la animalidad para regresar con más vigor.” (Gramci,1916) . Sin embargo, este tipo de pensamiento cae en un individualismo, olvida que esta celebración es una de las más importantes para la sociedad actual ya que constituye uno de los pocos ritos de paso que todavía nos quedan. En antropología el rito de paso es un evento comunitario que marca el paso en las etapas de la vida. Si eres católico esto se vería en el bautismo y la comunión, en algunos países de Latinoamérica existe la celebración de los 15 años y si quieres formalizar tu relación están las bodas.

Cuando iba al colegio el principio de año era septiembre, porque era cuando comenzaba el nuevo curso y eso significaban retos y expectativas; ahora como adulta eso se ha perdido. Puede haber una transformación en mi vida: un nuevo trabajo, una mudanza, una relación etc, pero no son ritos de paso porque no son colectivos, es algo que sólo me afecta a mí y a mis allegados y puede suceder en cualquier mes del año. Si lo paro a pensar, Nochevieja es el único momento del año en el que de manera colectiva se nos propone un comenzar. Es una especie de pensamiento mágico que promete un borrón y cuenta nueva, una promesa de que todo será posible. Lo importante es que, aunque no se cumpla, aunque todo siga igual sabemos que llegará otro 31 de diciembre que nos devuelva la ilusión de que ese cambio que anhelamos es posible.

Posted in Uncategorized | Tagged , , , | Leave a comment

El fanfiction RP: entre la realidad y la ficción

A veces las personas confunden realidad y ficción, otras veces se juega con sus límites; puede que las circunstancias no sean exactamente las mismas, o que la mitad sea inventado, puede que se interprete el subtexto o simplemente con nuestras ganas de que sea así. Sea cual sea el motivo, el RP (Real People/Real Person), se nos presenta como una forma narrativa privilegiada para analizar esta relación entre la fantasía y lo real.

Para explicar lo que es el PR, primero tendremos que adentrarnos en el mundo del fanfiction. Ahí fuera hay personas que disfrutan escribiendo historias basadas en obras originales, ya sea libros, series de televisión, videojuegos, películas etc. Se trata de un fenómeno enorme, lleno de especificaciones e interrelaciones, sin embargo, para el tema que nos ocupa sólo subrayaré algunos de los aspectos esenciales del fanfiction. En primer lugar, hay que destacar que no tratan de emular o imitar a la obra original, sino que los fanescritores construyen versiones, ya sea para dar continuidad o desarrollar aspectos no tratados de dicha obra original o para configurar nuevas significaciones de un mundo ya creado. Otro de los criterios básicos del fanfiction es la publicación (generalmente a través de la web, pero también en fanzines), ante lectores y otros escritores de fics que son fans  de la obra original. A través de este mecanismo de publicación se genera la validación y el desarrollo de la comunidad  Los RP son fanfictions basados en personas reales, generalmente acerca de los actores que representan a los personajes favoritos de los fans, pero no necesariamente. El RP abarca a todo tipo de personalidades; desde cantantes, personajes históricos, futbolistas, artistas o presentadores de televisión. Los fans reinterpretan la vida real de los personajes; buscan paralelismos entre su imagen pública, las dosis de información que pueden llegar a aprehender de entrevistas, declaraciones, fotografías etc. y lo que dichas personalidades representan para su fandom e imaginación. La ficción escrita sobre los actores resulta especialmente interesante puesto que los fans juegan a crear teorías conspirativas en las que los personajes y las personas se funden/confunden, creando paralelismos entre lo ocurrido en la pantalla y en sus vidas cotidianas.

Así, en el género RP los fans interrelacionan realidad y ficción, atribuyendo a los actores rasgos propios de los personajes que interpretan. Creando paralelismos, como si todo conformara un continuo fuera del set de rodaje El siguiente fragmento de fanfiction sirve para ilustrar esta peculiaridad:

“Tom Felton estaba reacomodándose el ridículo sombrero de mago que les habían colocado a todos sobre la cabeza para la escena del banquete, cuando Daniel Radcliffe se acercó hasta él y le habló.
—Hedwig se murió, ¿sabías?
—¿Que se murió, quién? —le preguntó Tom frunciendo el cejo.
Era la primera vez que el cretino le hablaba fuera del rodaje. O sea, que se dignara dirigirle otras palabras que no fueran las del libreto. Aunque siendo justo, Tom tenía que reconocer que hasta ese momento no habían rodado juntos más que una sola escena: aquella donde Harry se niega a darle la mano a Draco.
—Tom… eres Draco y, ¿no has leído el libro?
Tom sintió que enrojecía un poco. No, no había leído el maldito libro. Y no lo pensaba leer por más lata que le dieran al respecto, y aunque la gente no dejara de mirarlo extrañada por estar actuando en la película de Harry Potter sin saber siquiera de qué iba la historia. Ese libro era para niños y Tom ya no era uno. Después de todo, acababa de cumplir los trece años un par de meses atrás.”
 (PerlaNegra, Magic Works)[1]

Este género de fanfiction comenzó cuando en el artículo “The Adoring Audience” (Lewis, 1992) sobre la beatlemanía, la autora analizaba la gran cantidad de historias, esencialmente de carácter erótico, que los fans se dedicaban a escribir sobre sus ídolos. Esta tendencia prosiguió en los fanzines de Start Trek, en los que las personalidades entre los actores y sus personajes eran espacios fronterizos en los que la realidad y la ficción se entremezclaban. Pese a las múltiples protestas que consideran poco ético el uso de personas de carne y hueso para crear historias (especialmente cuando aborda temas tales como la sexualidad), el RP continúa siendo un género ampliamente explotado, por ejemplo, en la actualidad están muy extendidos los RP basados en youtubers; de hecho, es habitual encontrar en la plataforma videos de youtubers leyendo fanfictions RP protagonizados por ellos en una especie de juego en el que se interrelacionan el culto al personaje, la burla y el escándalo, ya que se suelen escoger fics sexuales escritos por fans muy jóvenes (extrañándose de que chicas preadolescentes tengan fantasías sexuales con sus ídolos)

Los defensores del RP argumentan que en realidad sus escritos no versan sobre personas reales sino sobre la interpretación que ellos tienen respecto a sus personalidades; son productos reelaborados por su imaginación que no tienen por qué coincidir con las experiencias de las personas. La intención del RP no es la de crear rumores o incidir en la vida real de sus protagonistas. Se trata de un pasatiempo a través del cual muchos fans expresan su perspectiva sobre los personajes, juegan con los límites difusos entre realidad o ficción, lo público y lo privado, o crean universos alternativos en los que coinciden personalidades que jamás pudieron encontrarse históricamente. Así mismo, el RP otorga voz a los fans para publicar su visión respecto a cuestiones políticas (sí, existen RP sobre políticos) o eventos sociales, o, por ejemplo, es utilizado para jugar con el proceso de creación de los autores originales.

Todo es cuestión de interpretación; imagino que a los protagonistas de los RP no les gustará leerse manteniendo relaciones sexuales con sus compañeros de trabajo, pero quizás si les interese imaginarse teniendo una conversación con los Rolling Stones, o encontrándose en un parque con personajes históricos.

[1] Ton Felton es el actor que encarna a Draco Malfoy, el Némesis de Harry Potter (Daniel Radcliffe). En este RP, se juega con la muerte de Hedwwig, la lechuza de Harry, y con el conocimiento e implicación que los actores tienen con los libros. Así observamos que, aunque Tom no ha leído los libros muchos de los rasgos de su personalidad coinciden con los de su personaje.
Posted in Creatividad, Escritura, Fandom, Fanfiction, real person, Uncategorized | Tagged , , , , , , | Leave a comment

Cat Person y el realismo sucio feminista

Cat Person es un relato, escrito por Kristen Roupenian y publicado en el New Yorker, que ha convertido en una de los artículos más compartidos y discutidos del 2017. La historia narra, desde la perspectiva del personaje femenino, una cita con un hombre. Lo interesante es el observar cómo algunas lectoras se han sentido profundamente identificadas, mientras que para otros el relato resulta simple y hasta insultante.

171211_r31104web

 

Si nos centramos en la calidad literaria el relato tiene un estilo sencillo y directo; narrado en primera persona. Incluso la trama en sí, pese a jugar en algún momento con las expectativas de resolución, resulta bastante lineal. Entonces ¿Qué está pasando con este relato? A mi entender existen una serie de aspectos que lo diferencian y hacen especial:

  1. Identificación: La protagonista es una mujer, estadounidense, (probablemente blanca) y universitaria, es decir, de trata de un perfil hegemónico que no necesariamente retrata a la variedad de mujeres existentes por lo que es posible que no se compartan ciertas perspectivas de Margot. Sin embargo, relata una parte de las relaciones afectivas que suceden en la realidad y no son necesariamente compartidas en la vida social. El monólogo interior de Margot habla sobre expectativas, inseguridades, micromachismos que son aceptados con una sonrisa, conflictos internos, la interpretación de los actos del otro, modificaciones de conducta para agradar a los demás… etc. Muchos temas condensados en 7.000 palabras, actos y pensamientos que suceden en nuestro interior y que muchas veces ni tan siquiera registramos, aunque los llevemos a cabo. Leerlos es catártico porque observados en el otro nos repelen e identifican al mismo tiempo.
  1. Realismo sucio feminista: Creo que me he inventado el término, pero funciona para ilustrar este punto. Como mujeres, los relatos sentimentales a los que estamos acostumbradas tienen más que ver con la consecución del deseo amoroso que con la frustración de las perspectivas sexuales. Esta historia habla de una cita que no sale bien y lo hace exponiendo todo lo desagradable; desde conversaciones que no nos hacen sentir bien a besos bruscos o cuerpos poco erotizados. Todo ello descrito sin tapujos, recreándose incluso en lo morboso. No todos son vientres apolíneos u orgasmos infinitos; hay mucho de realidad en ello y esto conecta con la identificación. El referente más directo que se me ocurre es el de la serie Girls, pero no sé si existen muchos más desde la perspectiva femenina.
  1. Variedad de temas: ¿De qué trata realmente Cat Person? A mí de las primeras cosas que me saltaron a la cabeza fue sobre la incapacidad de comunicarse (los personajes no se conocen y todo es una interpretación del otro). También habla de las formas de cortejo actuales (mucho tiempo escribiéndote por el móvil equivalen a una especie de seducción vacía de contenido real), las expectativas amorosas (como cuando ella se imagina contándole la cita a un novio imaginario ideal que comprenderá lo cómico de la situación), el sexo, incluso la edad y del suponer ser de los años.

Todos estos aspectos dotan al relato de una capacidad de sentido poliédrico, muy potente. Sin embargo, hay muchas personas que defienden que no se trata de un buen relato y más allá de gustos personales, creo que esto tiene que ver con algunas carencias del relato:

  1. Falta de contextualización: Se trata de un relato breve, y la autora se recrea más en la parte de la cita que en la fase de conocimiento y flirteo. Esto hace que esta fase resulte corta para el lector y haga difícil comprender el por qué de la implicación emocional de la protagonista con un hombre al que ha visto dos veces y con el que ha compartido conversaciones telefónicas poco profundas.
  1. Promesas que no se cumplen: En algunas ocasiones el relato juega con la posibilidad de que lo que parece una cita termine convirtiéndose en una violación o en un asesinato. Me parece correcto el incluir estas ideas en la historia porque es un miedo bastante habitual entre las mujeres cuando se queda con un hombre al que no se conoce, pero para algunos lectores esto los puede llevar a tener expectativas frustradas; lo que parecía un relato sobre un crimen habla solo de una cita aburrida.
  1. Hombres: Cuando terminé el relato me quedé con las ganas de volver a leerlo desde la perspectiva del personaje masculino. A algunas personas el relato no les gustó por el tipo de hombre que caracteriza, en realidad, en ningún momento de la historia se diga que todos los hombres son iguales y en la vida real es posible encontrarse con este tipo de perfil masculino, pero quizás el problema es que lo que hace Margot es comparar a su ideal de hombre con Robert y eso le quita algo de profundidad al personaje ya que en ningún momento sabemos cómo es en realidad (aunque en la escena final se retrata a la perfección) A esto yo le añadiría la pasividad del personaje femenino; esperando ser seducido casi todo el tiempo y cediendo el control sexual a su compañero, en vez de expresar lo que le gusta y lo que no.

¿Qué os a parecido el relato? ¿Qué otros puntos añadiríais al análisis?

Posted in feminismo, lectura, libros, Uncategorized | Tagged , , , , , , | Leave a comment

El NaNoWriMo: la escritura desorganizada

Termina Noviembre y los participantes del NaNoWriMo (National Novel Writing Month) se afanan por alcanzar las 50.000 palabras que conforman su novela en ciernes.    Un mes, lleno de stress y nervio,s en el que cada párrafo cuenta. Resulta increíble el cómo una idea llevada a cabo por 12 amigos ha terminado convirtiéndose en un fenómeno mundial que incentiva la creatividad y recupera la dimensión lúdica de la escritura; lo importante es terminar la novela, ya se corregirá en otro momento.

Shield-Nano-Blue-Brown-RGB-HiRes

El movimiento del NaNo está centralizado a través de su página web, pero la posibilidad de realizar quedadas de escritores en todas las regiones del mundo, dotan a este fenómeno de una serie de características especiales:

  1. El NaNoWriMo se centra en la dimensión creativa de la escritura

Uno de los principales debates que plantea el estudio del fenómeno del NaNoWriMo, es su capacidad para ser considerado como un movimiento artístico, ya que incumple dos de los requisitos que históricamente se ha asociado con la creación literaria, esto es la publicación y la creación de una “obra cerrada”, entendida esta como un producto revisado y validado.

Al ser el NaNoWriMo un sistema colaborativo de incentivación, lo que promueve es la escritura, no la publicación.  Es por ello que el NaNo sitúa a los participantes en un estado que péndula entre la presión (si observamos los foros las palabras más repetidas durante el mes de noviembre son estrés, frustración o cansancio) y la diversión ante la libertad creativa y estética.

2. El NaNoWriMo fomenta la democratización del concepto de autor y recupera la dimensión fruitiva del acto creativo

En el NaNoWriMo no hay profesionalización, la única presión es la del tiempo y la página en blanco. Sin embargo, la dimensión frutiva está siempre presente, en especial en la quedadas, durante las cuales,  se proponen juegos que conectan directamente con las vanguardias, como los cadáveres exquisitos, o los juegos de palabrasy logra  que el NaNo se convierta en una forma de vinculación entre los escritores que viven en una misma región.

3. El sistema organizativo del NaNo convive entre la centralización y la descentralización.

Unas de las principales dificultades que conlleva el estudio del NaNoWriMo es su descentralización. A pesar de que el NaNoWriMo está congregado a través de la página oficial y que quedan reservados los derechos respecto al uso del nombre y los logotipos, parte del éxito del proyecto viene de sus resonancias en todo tipo de foros y páginas web. Del mismo modo, su división en regiones en las que los usuarios autogestionan su forma de interactuar contribuye a que la experiencia del NaNo sea diferente no sólo entre países sino también entre ciudades.

En este sentido podemos afirmar que los participantes reconfiguran y contribuyen a la construcción del NaNo como significado y movimiento. Así, por ejemplo, la traducción de la página web oficial al castellano fue una iniciativa de participantes españoles que se unieron a través de foros independientes.

Esta característica vital en el NaNoWriMo, es decir la centralización y la libertad de los usuarios para reconfigurar sus espacios de sentido, dificultan su clasificación. Es por ello que el concepto desorganización, tal y como lo define Lash (2005), es el que más se adecua para este fenómeno. Según este autor, una desorganización está compuesta por dos sistemas diferentes, por un lado: “son sistemas jerárquicos de reglas normativas”, y por el otro configuran “campos de juego de agentes que interactúan, actúan estratégicamente y negocian” (Lash, 2005: 79). Entender el NaNoWriMo como una desorganización ayuda a comprender algunas de sus peculiaridades

  • En primer lugar, el sistema normativo del NaNoWriMo, al igual que el de las desorganizaciones “No están coordinadas de manera normativa sino por los valores y son quizás más indóciles que respetuosas de las reglas” (Lash, 2005: 82). Es por ello que en el NaNo no hay reglas, puedes escribir lo que quieras, en la forma que quieresa siempre que se ajuste al formato de la novela.
  • Otra de las características de las desorganizaciones es su carácter cambiante, local y global a la vez: “Las desorganizaciones son menos locales, menos fijas que las organizaciones informales, y suelen estar más dispersas en el plano global; cambian de manera constante y están literalmente en marcha” (Lash, 2005: 80). Así, la estructura de los grupos está constantemente cambiando en función de la disponibilidad de los participantes ya que “los participantes en las desorganizaciones no intervienen en actos unitarios sino en actividades” (Lash:2005,82). Es por ello que difícilmente se mantiene el mismo grupo de escritores, e incluso los líderes -en este caso carismáticos-, se vuelven gestores del grupo por sus características personales, no por su relación con la web principal- van variando.
  • Respecto a las finalidades, el NaNoWriMo se orienta hacia unos objetivos concretos, pero en sus idearios no está contemplado el modificar, por ejemplo, los accesos a los sistemas de publicación o difusión de la cultura, sino al mero acto creativo como proceso de aprendizaje. Como las desorganizaciones “no producen valores: innovan y producen constantemente” (Lash:2005,83), pero no sólo respecto a la creación cultural sino también sistemas de gestión. Paralelas al NaNo surge el intercambio de diversos programas informáticos sobre conteo de palabras, edición etc. Es decir, que el NaNo, en cuanto desorganización, no se basa en la consecución del proyecto en sí, sino que trasciende sus propios términos.

En definitiva, el NaNo es un ejemplo de sistema participativo, ya que, frente a una organización estructurada y centralizada a través de la página web, acepta las iniciativas de sus participantes. La comunidad de sentido que se construye respecto al proyecto no tiene que ver con una estructura formal sino con las bases dinámicas y fluidas en las que lo importante es la participación en pro de la consecución de un objetivo común, que no es tanto el de ganar como el de formar parte del proyecto.

Ya sólo quedan 4 días, ánimo con tu novela

Posted in Creatividad, desorganizaciones, Escritura, Movimientos sociales, NaNoWrimo | Tagged , , , , , | Leave a comment

Twitter y la narratividad literaria

La historia se repite, Manuel Bartual promete una nueva historia por twitter. Todo comenzó el pasado 21 de agosto, cuando el escritor y dibujante twitteo que se encontraba de vacaciones en la playa; nadie esperaría que nos encontrábamos ante 6 días de intensa escritura y de todo un fenómeno que tuvo en vilo a los lectores.

Screenshot_2017-11-14-13-47-09

DGoynqfXoAAXVl1

Por primera vez en España se disfrutaba de forma masiva de una ficción por entregas a través de esta red social. La idea no es nueva, en Estados Unidos se encuentra el hilo Dear David, de Adam Ellis, una historia de fantasmas que continúa en activo y la publicación de microrrelatos y poemas es bastante habitual.

Twitter y la literatura configuran una interesante relación que permite la creación de ficciones a través de unas reglas diferentes a las que la literatura tradicional nos tenía acostumbrados y que fomentan el juego entre el autor y los lectores:

  • Tiempo real: Una de las características de Twitter es que es sincrónico, es decir, los momentos de lectura y escritura pueden darse a la vez (aunque las historias se puedan guardar a través del hashtags o de favoritos). Esto contribuye a trasmitir la sensación de estar viviendo la ficción a tiempo real. En este sentido, la trama temporal coincide, se generan expectativas y aumenta el suspense ya que los momentos de no publicación continúan formando parte de la historia.

 

  • Complicidad con los lectores: A pesar de que Twitter es una red social asimétrica, en la que las relaciones seguir/ser seguido son optativas, la posibilidad de interactuar con los lectores vuelve a la trama dialógica. Se crea un vínculo de reprocidad a través de la inserción de los comentarios de los lectores y de elementos narrativos, como puzles y acertijos, que necesitan de su implicación activa para ser resueltos.

 

  • Multimedia: La posibilidad de incorporar videos, fotografías y audios configura a aumentar la verosimilitud de la trama. Se establece un juego en el que los documentos adjuntos pueden validar o refutar la historia, estableciéndose un juego de explicaciones alternativas por parte de los espectadores.

1

  • Brevedad: Una historia contada en 140 caracteres suponen la necesidad de huir de los artificios literarios, cada twitt debe ser relevante y bien escogido.

En definitiva, la publicación de ficciones por twitter requiere de un tipo de habilidades diferentes a las requeridas en la literatura tradicional, como es el manejo de los tiempos o el juego entre la versión del autor y los documentos adjuntos. Sin embargo, lo que más curiosidad me despierta e el hecho de que, a pesar del éxito de la historia de Manuel, no nos hemos vuelto a enfrentar a nuevas historias en español ¿Por qué creeis que no ha pasado?

Posted in Creatividad, Escritura, lectura, twitter | Tagged , , | Leave a comment

It (de Stephen King) y la sexualización de las niñas.

dd-composite-clown

Nunca vi la miniserie de 1990, por lo que mi juicio no está nublado por la nostalgia. Tampoco he ido al cine por la nueva película que ha inundado Halloween de máscaras de payaso. Sin embargo, ante la expectación creada, me animé a leer la novela.

La historia parte de una premisa jugosa, está narrada con el ritmo rápido y casi cinematográfico que es característico de King y posee una buena ambientación. Todo esto no oculta sus defectos; una estructura repetitiva, un continuo ir y venir en el tiempo que desemboca en la suspensión de la intriga y varios deus ex machina que hacen que la trama parezca en ciertos momentos improvisada.

 Sin embargo, el interés por escribir esta entrada no se basa en realizar una crítica literaria, sino en hablar sobre Bervely, la única protagonista femenina. ¿Qué sabemos sobre ella? Que tiene buen gusto para la moda, mal gusto para los hombres y una excelente puntería. Sabemos cómo es su pelo, sus pechos, sus piernas y caderas. Toda ella se nos presenta despiezada, sexualizada, al gusto del lector. Se objetiviza cada parte de su cuerpo, desde que tiene 11 años hasta que se convierte en una mujer adulta. Curiosamente, esto no sólo ocurre a través de la mirada de los personajes masculinos (sus amigos y su padre), sino que es el narrador, es decir el propio King, el que se encarga de realizar jugosas descripciones sobre ella en los momentos en los que está sola, como cuando explica cómo sus pezones se endurecen cuando siente el frío de las losas del baño o cuando se recrea en cómo los pantalones se le están quedando pequeños y se ciñen a su cuerpo. Convierte así al lector en un vouyer, en un cómplice en la sexualización de la niña.

Young-Beverly-stephen-kings-it-20736565-500-283

Todo esto nos conduce a casi el final del libro, en el que Bev se ofrece a mantener relaciones sexuales con los chicos para lograr huir de las alcantarillas. En teoría se trata de un símbolo (muy poco metafórico a mi parecer) del paso de la niñez a la madurez y de la pérdida de la inocencia. En el libro se habla de un acto de unión y amor. Amor entendido como una niña de 11 años tumbada en la oscuridad dejándose ser follada por sus 6 amigos.  Amor entendido como sexo vacío, prácticamente carente de satisfacción para ella. Sexo entendido únicamente como penetración heterosexual.  Mujer que encuentra su poder en la excitación de los hombres, no en la consecución de su placer. Adulta que en el futuro ejerciendo de interés amoroso para el resto de los protagonistas.

Afortunadamente esta escena no ha sido incluida en la película, pero creo que los espectadores debemos empezar a ser muy críticos con este tipo de representaciones de la mujer, en especial cuando se trata de menores de edad. Recientemente salto la polémica de que Millie Bobby Brown (Eleven en Stranger Things) apareció nombrada como una de las actrices más sexys; tiene 13 años. Las actuales acusaciones de abusos sexuales incluyen a varios casos de menores. La sensibilidad social respecto a estos temas ha ido creciendo, pero aún nos enfrentamos a una sexualización acrítica de las niñas en las revistas, series y literatura. Quizás, si el libro de It se hubiera escrito en la actualidad el papel de Bervely hubiera echo saltar las alarmas, pero estamos pasando de lo obvio a lo sutil, lo que nos obliga a permanecer más atentos.

Posted in Cine, Crítica cultural, Escritura, feminismo, Uncategorized | Tagged , , | Leave a comment

El libro como espacio lúdico

¿Qué representa leer? Para teóricos como Pennac (2001) constituye “un acto subversivo”, en el que el lector ejerce su libertad para asumir y sumergirse en el texto. Es por ello que el lector posee una serie de derechos inherentes, entre ellos el derecho a no leer.
En efecto, la lectura surge de la elección del lector sobre la obra en la que va a sumergirse. Yo, como lectora, acepto introducirme en el mundo que se me sugiere, a través de la suspensión de la incredulidad, y no me fijo en las posibles incoherencias de la narración.

Leer es un acto consciente, lo que transforma un texto en algo más que en un conjunto de palabras estructuradas. El libro puede ser un campo de batalla en el que se plasman ideologías, o un punto de fuga que nos hace huir hacia adelante. Es un bofetón en la cara, o un cuento antes de dormir.
El libro es un espacio, porque eres tú frente a las páginas, son tus ganas de saber, de evadirte, de jugar con todas las significaciones. Y lo mejor de todo es que es un espacio que podemos llevar con nosotros mismo, leemos donde podemos, en el transporte público, en casa o en una cafetería, a veces arañando algunos minutos en el trabajo.

la-ciencia-de-la-lectura-rápida

Como menciona Barthes, no siempre leemos con la misma intensidad: aceleramos los pasajes con las novelas de aventuras, siempre rápido, siempre hacia adelante para saber qué pasará con nuestros protagonistas. Sin embargo, paladeamos la poesía, recreándonos en sus juegos y musicalidad. Hay lecturas que devoramos, pero que levante la mano quien haya racionado un libro, leyendo poquito a poco, porque no quería que acabara.
Cuando nos sumergimos en los informes editoriales nos enfrentamos a una vorágine de datos: ¿Cuántos libros se han leído? ¿Cuántos millones se han facturado? No olvidemos que los libros no son sólo objetos que coleccionar en nuestras estanterías o a acumular en el e-book. Un libro es un mundo de posibilidades que nos invita, sobre todo, a jugar.

Juguemos.

 

 

Posted in lectura, libros | Tagged , , , , | Leave a comment